Guía de cuidados

La primera regla para el mantenimiento de las prendas ignífugas es seguir cuidadosamente las instrucciones de cuidado del fabricante. Además, algunos cuidados básicos son importantes para un buen mantenimiento. A continuación, le mostramos cómo maximizar la durabilidad de sus uniformes FR:

Lavar
• Lave las prendas ignífugas nuevas antes de ponérselas. Es importante lavar las piezas FR por separado de las demás, evitando la contaminación de las fibras;
• Revise los bolsillos, abra todos los botones, suba el cuello;
• No sobrecargue la máquina, utilícela siempre en su capacidad normal;
• Utilice el nivel correcto de agua para lavar, evitando que se encoja;
• Temperatura máxima del agua de 60 °C;
• No utilice jabón en barra, porque los residuos de soda cáustica comprometen la protección térmica;
• Nunca utilice productos con cloro durante el lavado, ya que compromete la resistencia y provoca olores desagradables;
• No utilice suavizantes a base de cloro, la permanencia de estos compuestos en la prenda disminuye la protección térmica.

Secado
• Para aumentar la durabilidad del color uniforme, evite secar al sol; • La temperatura de secado no debe superar los 60 ° C; • Nunca retire la ropa completamente seca de la secadora, ya que esto aumenta el encogimiento excesivo.

es_AR